jueves, 7 de junio de 2012

VIII ENCUENTRO DE ANIMADORES A LA LECTURA EN ARENAS DE SAN PEDRO


Cuando el libro era un bosque, hermoso título el que pensaron los miembros de la Asociación cultural Pizpirigaña de Arenas de San Pedro, para el VIII Encuentro de Animación a la lectura que tuvo lugar en el bosque de Río Cantos el pasado fin de semana 1, 2 y 3 de junio. Hermoso título porque en este encuentro está todo pensado, muy pensado y planificado; hay muchísimo esfuerzo detrás y los que asistimos, los que decidimos formarnos allí, entre otros lugares, debemos agradecérselo.
Pizpirigaña es una Asociación dedicada especialmente al fomento de la lectura, afincada en Arenas de San Pedro, desde 1985. La asociación tiene como labor esencial la de la formación del profesorado, pero también elabora planes de apoyo a la animación a la lectura orientado a padres y madres, para lo cual guarda un estrecho contacto con autores, ilustradores, bibliotecarios y editores.                 


Uno de sus miembros fundadores es Federico Martín Nebras, fundador a su vez, de nuestro Seminario de Literatura al que sigue acudiendo regularmente como formador de docentes de Educación Infantil, Primaria y Secundaria en la Asociación Acción Educativa.
Otra de las acciones importantes de las llevadas a cabo por Pizpirigaña es la de la dotación del Premio Pep Sempere que reconoce a bibliotecarios, escuelas y todo tipo de entidades su labor en el fomento de la lectura, premiando al ganador con 100kl de cerezas y una importante dotación de libros.




 El jueves 31,de mayo se llevaban a cabo actividades destinadas a escolares del Valle del Tietar y algunos invitados de otras comunidades; los niños y niñas pudieron disfrutar de siete actividaes agrupadas bajo el título de Quien cuenta un cuento cuenta cientos; esta actividad reunía a los niños por grupos ante importantísimas figuras del mundo de la literatura y el folklore: Rodorín, Primigenius, Tres eran tres, Amalia G. Bermejo, Cecilio Campos, Agapita Sánchez Carreras, Michael Grenjniec y Federico Martín Nebras.



A las 22´30h de la noche la Casa de Cultura Josefina Carabias se vestía de gala con las representación del actor-payaso Pepe Viyuela, titulada Tigres de papel.


El viernes, 1 de junio amanecía en la casa rural de Río Cantos un sol casi veraniego que se filtraba por entre las ramas de los árboles, por entre los monstruos de Sendak, los libros de Juan Carlos, la sotabarba de Federico, los cantos del río y los trinos de las aves.
Pizpirigaña esperaba la llegada de bandadas de maestros, profesores, autores, ilustradores, bibliotecarios y demás seres irracionales, procedentes de todos los lugares del mundo.

¿Quién no aspira a que las páginas del libro
de su vida las pasara el aura?
(Andrés Trapiello)
Pablo Barrena y Gustavo Puerta hicieron las delicias de aquellos que llegaron antes, como anunciaba el programa de Pizpirigaña ofreciendo orientación a los asistentes sobre obras de distinta índole.


A las 19´00h, con una brújula de arena, inauguraba Alberto Pérez, maestro de Madrid, miembro activo del colectivo Enterarte de Acción Educativa a través de una acción poética, pidiendo "unas palabras para los pájaros del silencio" (Rememoraba así el último Premio Hiperión de poesía infantil del poeta Juan Nieto, El paso desordenado del corazón)
De esta "callada manera" como dijera el cubano Pablo Milanés, quedaba inaugurado el VIII Encuentro de Animadores a la Lectura de Arenas de San Pedro, todo un lujo.


                              Inmediatamente después, templaba el aire los trinos de Javier Krahe:
Es un asunto muy delicado
el de la pena capital,
porque además del condenado,
juega el gusto de cada cual.
Empalamiento, lapidamiento,
inmersión, crucifixión,
desuello, descuartizamiento,
todas son dignas de admiración.
Pero dejadme, ay,
que yo prefiera
la hoguera, la hoguera, la hoguera.
La hoguera tiene qué sé yo
que sólo lo tiene la hoguera.

Federico Martín Nebras y Emilio Pascual, recordaban con la boca sellada, sin murmullos, sin palabras al mítico cantautor que ya nos acompañara en otros encuentros, la labor cultural que ha venido desarrollando a lo largo de su vida como cantautor. Animándolo por la difícil e injusta situación que está pasando en estos momentos. Javier Krahe, fue la banda sonora de cada uno de los intermedios del VIII Encuentro y los asistentes, bien que lo agradecimos.


Tras este apunte sobre la figura del mítico cantautor, se iniciaba el VIII encuentro con una conferencia de Emili Pascual, titulada Cuando el mundo era un libro . Emilio Pascual editor, poeta, narrador y crítico español iniciaba su conferencia diciendo: La poesía nace del asombro... para inmediatamente centrarse en la obra Cuando el mundo era joven todavía de Schubiger. Rousseau, Eustasio Rivera y Ray Bradbury (como una premonición), centraron gran parte de su relato que casi concluyó afirmando que ...el miedo y el placer en los humanos, se incrementa por medio de la imagianción...
¡Oh, la literatura que todo o nada lo cura!


Cenamos en el bosque; algunos se perdieron en la linde del río, otros visitaron en express Arenas de San Pedro y a las 22´30h volvía Federico a subirse al escenario para presentar La lengua floja, un divertido espectáculo de circo sin circo de P.A.I (Zaragoza).
Envolvieron el espacio la música de un acordeón, las risas y los juegos de palabras.


Se hizo la noche en el bosque, cada uno buscaba su refugio: un rato de charla, una rato de música, cantar, bailar... hasta que las guitarras y las flautas; los pasos y los maestros dicidieron irse a dormir.

Ni tórrida, ni fresca amanecía la mañana del sábado, 2 de junio en el bosque de Río Cantos.

9´30h Aitana Carrasco, abría la mañana con Sueños y bosques en la sala y tazas del café. Aitana comenzaba su ponencia diciendo: El bosque de mi infancia pichaba por todas partes y el café, era la banda sonora de mi infancia; sorprendió gratamente la frescura y el humor de Aitana en la excplicación de toda su extensa obra como ilustradora y autora que comenzó a ilustrar y a escribir gracias al aburrimiento...


Rodorín, el mago de los títeres más extravagantes nos hacía un regalo: La mona Ramona.


11´30h Javier Sáez, tras un café, aroma que mezclado con el de las jaras se queda a vivir un rato contigo... nos condujo a Tres acciones del árbol ilustrado. Abría su charla diciendo que en el fondo del Non-sense está la lógica. A Javier Saéz le interesa del bosque, el misterio; lugar en donde te puedes perder, donde puedes extraviarte y recuerpera esos personajes de sus cuentos, ilustrados por él que se encuentran extraviados en las mentes de los lectores. Los bosques nos tienen límites, no se acaban; si sabemos dónde acaban no estamos en un bosque, estamos en un jardín. Dice Javier que un libro es un jardín que se guarda en el bolsillo; claro que sí, igual que unos labios son recipientes herméticos que guardan besos, pienso yo. Para el ilustrador en Alicia en el país de las maravillas encontramos absolutamente todo; Alicia te invita a hacerte pequeño...


13´15 Antoni García Llorca nos trae el sol, pero también la brisa que hace que la mañana siga envuelta en magia. Antoni conjuga la naturaleza y a historia en sus novelas. Su obra, El salvaje, cuenta la historia de un niño que a los siete años es vendido por su padre a un terrateniente, que le hace trabajar como cabrero en una extraña y remota población. La Odisea y la presencia de otros niños salvajes como Tarzán o Mowgli se dieron cita, junto a nosotros en las Arenas de San Pedro.


16´30h El grupo abanico recibe el VI Premio Pep Sempere de la mano de la Asociación Pizpirigaña. El Grupo Abanico es un Seminario permanente de Bibliotecas escolares afincado en Fuenlabrada, compuesto por maestras y bibliotecarias que quieren potenciar el uso de las bibliotecas escolares en los centros. Se organizaros hacia 1995 y desde entonces vienen desarrollando esta labor dentro de su municipio.
Como acto final a la entrega del Premio, Federico Martín Nebras y Michael Grejniec anduvieron contando por el cerco de la luna.




Hacia las 17´00h de la tarde nos organizábamos todos los participantes en talleres en torno a los autores, ilustradores, bibliotecarios, críticos, editores, actores... que habían venido haciendo las ponencias a lo largo del viernes y el sábado. Títulos tan sugerentes como...
1. Las llaves de bosque, Grupo Abanico.
2. Encuentro con: Antoni García Llorca, Javier Sáez y Pablo Barrena.
3. Los posos del café, Aitana Carrasco.
4. Pintar es quitar, desnudar, Elena Odriozola y Miguel Calatayud.
5. Versos tontos para gallinas estupendas, Raúl Vacas e Isabel Castaño.
6. Mirar y leer la novela gráfica, Javier de Isusi.
7. Siempre soñé que escribía libros que llegarían a ser un bosque, Gustavo Puerta.

Cae la tarde y...
Las sílabas son estrellas (Andrés Trapiello)


El VIII Encuentro estaba resultando, una vez más maravilloso, como prometía su programa, pero más maravilloso se hizo al llegar la noche.
De vuelta a la Casa de la Cultura Josefina Carabias para ver una representación teatral de gran enjundia, pero sobre todo de una gran sensibilidad. Michèle Nguyen, una mujer pequeña ocupaba con su cuerpo y su palabra todo el escenario. Vestida de negro, con el pelo recogido y un muñeco que en pocas ocasiones salía de la maleta para acompañar su monólogo, su biografía, su historia o ¿la historia de Vy?



El domigo, 3 de junio tras celebrar la Asambles de socios de Pizpirigaña; estuvimos junto a Patxi Zubizarreta, Te regalaría un bosque y Michèle Nguyen: Palabras, palabras y palabras. Llegaba a su fin el VIII Encuentro de Animadores a la Lectura de Arenas de San Pedro, que cerraban con Piedras el grupo Paideia.





El bosque estaba precioso, pues junto a los árboles, las hojas, los rumores, las aves y el río, Rodorín, Jesús GE y Jexuxu Aranburo habían tejido un mundo de posibilidades en un espacio abierto que guardaba monstruos, acordes, libros, versos y un montón de  buenas personas.

Siempre soñé que acabaría escribiendo libros que llegarían a ser un bosque del que saldrían los árboles con los que se fabricarían libros que acabarían siendo un bosque del que saldrían árboles...
(Andrés Trapiello)
Gracias a cada uno de los que han estado porque cada uno, cada una lo ha hecho especial. Gracias a la Asociación Cultural Pizpirigaña por hacerlo tan bonito, por tener tan buenos amigos...
Gracias, como siempre al maestro: Federico.