domingo, 2 de marzo de 2014

ENCUENTRO POÉTICO CON JESÚS GE: eSTo No eS vANgUARdiA



 
Y hablar entonces con fragmentos,
hablar con pedazos de palabras,
ya que de poco o nada ha servido
hablar con las palabras enteras.
(Roberto Juarroz)

En la hermosa y soleada mañana de invierno del 22 de febrero nos reuníamos a las brasas de las palabras de Federico Martín Nebras, que abría el Seminario con una sabia reflexión ideológica: ¿Por qué ponerle alambre al hambre? Conduciéndonos de esa manera que él maneja, tan sabiamente humana, al territorio de la sospecha. La sospecha hacia un mundo que políticamente y socialmente nos sitúa en el canal de la constante incertidumbre: Alambres para el hambre, alambres de cuchillas para contener los sueños de los que llegan de lejos en busca de tres puntos suspensivos eternos, a saber: la vida.
Federico nos introducía en esta soleada mañana de febrero en un juego de palabras. Con la resaca de la presentación de un libro escrito por un hombre al que Federico podría considerar un hijo, literariamente hablando. Presentación que hacía junto al poeta berciano Juan Carlos Mestre, en el recién estrenado espacio Kalandraka, del hermoso y sorprendente libro poético de Jesús Ge: Esto no es vanguardia.
Y Jesús Ge asistía pletórico, mitad malabarista, mitad hijo pródigo a una nueva borrachera en la biblioteca de Acción Educativa, para compartir su voz, sus versos y sus risas con nuestro Seminario.




JESÚS GE  nace en Madrid, en 1972. Es maestro de escuela en la escuela Gençana de Godelleta, en Valencia y... Jesús es un gran poeta de versos y de conciencia.
Pertenece a la Asociación Poética Caudal, que coordina el ciclo Poéticas en Fuga (Valencia).
Forma parte del Consejo Editorial de la revista de Arte y Pensamiento Bostezo.
Ha participado en diferentes festivales de poesía, polipoesía y perfopoesía por todo el Estado español: XVIII Festival de Polipoesia de Barcelona, PERFOPOESÍA III (Sevilla), Nosomostanraros (Elche), Vociferio (Valencia)
Su audio-plaquette Esto no es vanguardia forma parte del fondo de Poesía Experimental de ExPoesía (Bilbao). 
Ha publicado Esto no es vanguardia en formato libro-cd con los poemas sonoros y las aportaciones críticas de diferentes autores y expertos en poesía.
Ha publicado “Crónica del Incendio. Antihaikus.” y “Poetas y náufragos. Pliego desde El Dorado” en los Manuales de Instrucciones para abrir una caja fuerte, de la Fundación Inquietudes.
Ediciones 4 de Agosto publicó su poemario Pero no el camino en la colección Agosto Clandestino.
La poesía sonora de Jesús Ge trabaja desde las bases estructurales de las vanguardias de principio de siglo (Dadaísmo, Ruidismo, Futurismo), apoyándose en la fonética pre-verbal para desarrollar una re-semantización que se acerque a las preocupaciones actuales.
En su espectáculo “Esto no es vanguardia”, abre un espacio en el que aparecen otras formas del discurso poético y del discurso político.
Su blog personal es El Grito Capicúa (elgritocapicua.blogspot.com).
(Datos tomados de su blog Esto no es vanguardia)
 
La poesía de Jesús Ge es una poesía de acciones, de juegos sonoros que surge de sus lecturas de las vanguardias de principios del siglo XX entre las que va a destacar Rimbomba de Saúl Yurkiévich, José Luis Castillejo o el grupo Oulipó.
Merece la pena reproducir la introducción de su libro a modo de prospecto para conocer a qué tipo de jitanjáforas nos enfrentamos cuando escuchamos y leemos a Jesús Ge:
 
Este es un recital que no está ubicado en corriente alguna. Bebe de las fuentes vanguardistas de la Poesía Fonética aunque, retorciendo un poco su intencionalidad, incorpora semántica, y por tanto, significados, y por lo tanto, mensaje. De este modo, partiendo del concepto dadaísta de la irracionalidad del poema, se separa ligeramente de éste, proponiendo una serie de conceptos aleatorios o accidentales con los que el lector (espectador) puede generar sus propios significados.
Esto no es vanguardia parte de la de-construcción del lenguaje: la descomposición de las palabras, la acumulación y repetición de fonemas y la re-composición de términos; en definitiva, el juego absoluto con los elementos del lenguaje. Y apoyándose en este escenario sonoro, pretende hacer restallar el látigo de la conciencia humana.
Dicho mensaje, plantea un cuestionamiento de la realidad circundante, una pregunta basada en el estupor que provoca el mirar a nuestro alrededor, un intento de pellizcar al espectador para que se haga más consciente de lo que vivimos hoy. Aún así, el espectador mantiene una sonrisa hueca, forzada por el humor y la ironía que le apunta con el dedo y le invita a reírse de sí mismo.
Esto no es vanguardia pretende abrir un espacio con el que aparezcan otras formas de discurso poético y del discurso político. A veces, claro, no lo consigue, así que al poeta no le queda otro remedio que hacer que, a menos, la gente se lo pase un poco bien.
(Jesús Ge, Esto no es vanguardia)
Esta interesante obra que vio la luz gracias a una campaña de micro mecenazgo en Verkami preludia cada texto con la aportación crítica de un autor de reconocido prestigio literario: Federico Martín Nebras, Víktor Gómez, Paco Inclán, Elena Escribano, Sefa Bernet, Mar Benegas, Antonio Méndez Rubio, David Barberá, Juan Carlos Mestre y Agustín Calvo Galán. Discursos que la hacen, si cabe, más rica.
También está llamativamente ilustrada por Juanjo G. Oller y editada por Milimbo.
Tras el entretenidísimo recital, Jesús hizo de maestro de ceremonias para la creación de nuestro primer poema de vanguardia. De él os dejo la huella:
Poco a poco
Paco, Paco
no tan claro
más opaco
que el veneno
está en el saco.
Paso a paso
Paco, Paco,
no te quedes sin el piso
ese piso de dos pesos,
pesa poco
pa´tu papo.
¿Pecas poco
Paco, Paco?
Pecas poco
pero pecas
¡pero picas
como todos
en el plato
de Pilatos!
¿Cómo llenas ese saco
sin reparo del atraco?
-¿Tú lo llenas?
-¡Yo lo saco!
Y lo saco sin reparo
¡Tanto saco!
¡Tanto paro!
¡Tanto palo
sin reparo!
Paco, Paco
tan opaco,
tú en el palco,
yo en el paro.
Poco a poco
Paco, Paco.
(Grupo el Seminario de Literatura Ana Pelegrín, con Jesús Ge y Federico Martín)